Ir a contenido
Síndrome de Burnout en el trabajo: Tips infalibles para ayudar a tus empleados

Síndrome de Burnout en el trabajo: Tips infalibles para ayudar a tus empleados

 

El agotamiento mental o mejor conocido en la psicología como el síndrome de burnout (quemado), es un padecimiento que se ha hecho presente en las empresas con mayor frecuencia, sin embargo, es también muy frecuente que no se reconozca la verdadera importancia de esta enfermedad. Por una parte, este síndrome puede perjudicar directamente a la productividad de la compañía, si un buen elemento lo padece, el encargado no tardará mucho en darse cuenta de que su rendimiento ha decaído considerablemente y, si no se ofrecen las medidas necesarias a tiempo, muy pronto este elemento tendrá que despedirse de la planilla laboral de la cual forma parte.

Si quieres mantener a los mejores activos en tu empresa o en la empresa en la que laboras, conoce los aspectos más importantes que hacen de este tema uno de los más importantes a tratar para conseguir los objetivos planteados.

¿Qué lo causa?

Existen múltiples motivos que pueden detonar el agotamiento mental, pero los que más se destacan son:

Carga mental saturada: Cuando se gestiona una gran cantidad de tareas al mismo tiempo, con el mismo detalle y atención para cada una puede provocar que el estrés de la persona aumente exponencialmente. Si esta situación se prolonga por mucho tiempo, es muy probable que los recursos de la persona en cuestión terminen por agotarse.

 

Falta de organización en la empresa: Es de suma importancia considerar la influencia que tiene el ambiente laboral en la mente de quienes se encuentren en la empresa. Constituir un entorno armónico, sin lucha de poder por el nivel jerárquico, ayudará a evitar este tipo de agotamiento.

Recursos individuales: Cada persona es independiente, por lo tanto, cada elemento tiene diferentes habilidades y capacidades para enfrentarse a situaciones estresantes.

 

Altos niveles de estrés y ansiedad: Si el estrés se vuelve parte de la rutina diaria, es muy probable que el burnout se haga presente en un tiempo menor al estimado.

 

Si se busca encausar a la empresa hacia el éxito, será vital el cuidado en estas áreas. Si formas parte del área de Recursos Humanos, no dudes en poner mayor atención en dichos aspectos para mejorar el funcionamiento general e individual de la planilla laboral.

¿Cuáles son los síntomas del cansancio mental?

Este padecimiento, considerado ahora como enfermedad por la OMS, puede ser uno de los causantes de trastornos mentales más graves. Aquí te presentamos algunos de los síntomas más importante para detectarlo.

 

Síntomas físicos: Fatiga crónica, dolores de cabeza, dolores musculares en cuello y espalda, insomnio, pérdida de peso, úlceras y desórdenes gastrointestinales, dolores de pecho, palpitaciones, hipertensión, crisis asmáticas, resfriados frecuentes y aparición de alergias.

 

Síntomas emocionales: Irritabilidad, ansiedad generalizada y focalizada en el trabajo, depresión, frustración, aburrimiento, distanciamiento afectivo, impaciencia, desorientación, sentimientos de soledad e impotencia.

 

Síntomas conductuales: Cinismo, apatía, falta de comunicación, hostilidad, suspicacia, sarcasmo, pesimismo, ausentismo laboral constante, abuso del consumo de café, tabaco, alcohol, fármacos, etc., relaciones interpersonales distantes, tono de voz elevado, llanto inespecífico, dificultad de concentración, disminución del contacto con el entorno, agresividad, cambios bruscos de humor y enfado frecuente.

 

La detección temprana de algunos de estos síntomas en algún elemento del personal será fundamental para ayudarlo a encontrar la mejor solución acorde a la situación o circunstancia presente. Por ello, también es importante que se busque difundir este tipo de información, ya sea por correo o por algún medio impreso, con el fin de fomentar el cuidado mental de toda la planilla laboral.

 

Maneras para combatirlo

 

Por supuesto, mucho tendrá que ver la cooperación que el colaborador tenga para hallar la solución que más convenga y se adapte a sus necesidades, sin embargo, también puedes ofrecerle una serie de opciones que le brindará la oportunidad de cortar de tajo con esta enfermedad.

Motivación por medio de incentivos

La compañía puede hacer uso de programas de incentivos o regalos corporativos que estimulen el empleo de nuevas herramientas que busquen erradicar los estragos del burnout. Ya sea que se implemente esta estrategia para premiar la productividad de los trabajadores o como medio para impulsar el alcance de metas previamente establecidas.

 

Actividades físicas

Encontrar actividades que ayuden a someterse a esfuerzo físico provocará un estado profundo de relajación, háblese a nivel mental como físico. Estudios revelan que practicar, por lo menos, 30 minutos diarios a actividades físicas ayudará a la liberación de neuroquímicos que, a su vez, influirán en la autoestima y estado anímico.

 

Actividades de entretenimiento

Para todo debe haber un tiempo, por eso mismo, realizar actividades que alejen del entorno laboral es fundamental. Ya sea de vacaciones o durante el fin de semana, es posible encontrar cientos de lugares con actividades divertidas que mantendrán ocupada a la mente, lejos de la cotidianidad. Por ejemplo: boliches, pistas de hielo, parques de diversiones, gotcha, cine, etc.

 

Lejos de la negatividad

Aunque este hábito es de lo más común en la sociedad, hacer de él una constante diaria puede generar estados de profundo estrés, por ello se recomienda ser conscientes de lo que se dice y lo que se piensa, cambiando las oraciones que incluyan un “no”, como: “no puedo” “no está bien”, por un “yo puedo hacerlo” “esta situación mejorará”.

 

Planificación del tiempo

No es que esté mal pensar a futuro, pero es aún más importante pensar en las actividades diarias, ya sea sobre cuestiones laborales o personales. Hacer una lista o poner en un calendario las tareas según sea su nivel de prioridad.

Descanso adecuado

El estrés prologado puede ocasionar episodios de insomnio cada vez más frecuentes, sin embargo, la falta de sueño es sin duda un factor determinante en cuanto a concentración y capacidad resolutiva. Dormir 8 horas diarias es el tiempo recomendado para mantener una salud mental idónea, por ello, el empleo de técnicas de mindfulness o yoga pueden traer grandes beneficios.

 

Mantener comunicación constante

No aislarse es una de los puntos más importantes para evitar el agotamiento mental crónico, pues se considera que el hablar con diferentes personas cada día ayuda a mantener activo el cerebro, refrescándolo con nuevas ideas y puntos de vista sobre cualquier tema de interés.

 

Buena alimentación

Aunque suene obvio, en la actualidad es muy normal que se pase por alto este tema. La rutina agitada y acelerada puede generar olvidos, incluso cuando se habla de la alimentación. Procurar realizar 5 comidas diarias y balanceadas ayudarán a generar un estado de bienestar mental adecuado.

 

Recuerda que pensar en el estado físico y mental de tus colaboradores es una gran estrategia motivacional que te ayudará a generar lazos fuertes, al mismo tiempo que te dará la oportunidad de atacar oportunamente los posibles problemas que se podrían estar gestando dentro de la empresa.

Artículo anterior ¡Volé por los cielos! | Paracaídas
Artículo siguiente ¿Día de la cerveza? Conoce todo lo que necesitas saber sobre esta celebración tan peculiar