Ir a contenido
Spa, Relajación, Tips

5 Tips para elegir el spa correcto

Elegir el Spa de tus sueños puede ser todo un reto. No te desanimes, al contrario, motívate a encontrar un espacio que cumpla con al menos tres aspectos básicos para tu día de relajación. En mi caso los lugares que he visitado, me han convencido principalmente por tres características:

1. Ubicación: Te sugiero que analices el tiempo con el que cuentas para definir qué tan lejos o cerca de tu casa/ oficina quieres trasladarte. Considera que entre semana puedes encontrar caos general en tu ida y vuelta del Spa (o elige fin de semana). Si el lugar que seleccionaste implica manejar por más de 30 minutos, corres el riesgo de recuperar el estrés recién liberado. Personalmente he decidido asistir a lugares cercanos que me permitan mantenerme en “modo Zen” a mi regreso a casa. En D.F te recomiendo Away Spa Polanco o algo más casual sería Tina Belo en La Roma.

2. Presupuesto: la idea de un masaje es ayudarte a olvidar la rutina, relajarte física y mentalmente, simplemente consentirte. En ocasiones por desconocimiento o tiempo elegimos opciones que superan nuestro presupuesto. No lo hagas! La idea es que al término de tu sesión no estés estresado. Si te arriesgas y superas el número inicialmente planeado, seguramente al firmar con la tarjeta el doble de lo que tenías previsto, le agregaras un remordimiento a tu lista. Una muy buena opción por la Nápoles es Haltun Spa.

3. Acompañantes: si vas solo cualquier lugar que tenga tu previa aprobación es buena opción. Si vas en pareja o con amigas, no elijas un Spa porque este bonito, selecciona el que cuente con instalaciones para ti y tus acompañantes. Alguna vez me invitaron a disfrutar de una experiencia en pareja y aunque el servicio era muy profesional, lo terminamos viviendo de manera individual (falta de cabinas, espacios reducidos, disponibilidad de masajistas). Una buena opción para un masaje en pareja en D.F. sería Amana Spa en La Col. Florida o si prefieres una playa, en Acapulco no dejes visitar Banyan Tree.

4. Día y hora: Al elegir un Spa es muy importante que consideres el día y la hora (esto ligado a la ubicación). Te cuento que hace un par de meses tomé un servicio en un lugar muy recomendado. Era un sábado 11 am y estaba iniciando el tratamiento cuando escuché algunas risas y gritos de niños que jugaban en una escuela primaria ubicada justo a un lado del Spa. La terapeuta me comentó que había tenido suerte porque entre semana a las 12 p.m. suena el timbre, inicia el recreo y el tratamiento de esa hora no es tan relajante como el cliente había soñado.

5. Tipo de tratamiento: Los servicios que puedes encontrar en un Spa son muy variados y las especializaciones de cada uno también varían. Habrá lugares que se enfoquen en masajes, otros en servicios de belleza como manos y pies y hasta sitios que se llaman Spa pero en realidad son salones para corte de cabello con una cabina para masaje. Si lo que buscas es un masaje te recomiendo elegir una clínica o un Spa enfocado a este tipo de tratamientos. Al momento de reservar cerciórate de que el lugar que hayas elegido ofrezca en instalaciones y servicios lo que buscas.

Elige la experiencia que te relaje en cuerpo, mente, cartera y no complique tus tiempos. Anímate porque el mes de enero suena a mes de relajación!

Artículo anterior Conflictos comunes en los equipos de trabajo y cómo solucionarlos
Artículo siguiente Tenango, una explosión de colores en bordados en Hidalgo